Sentencia nº 330/2012, Juzgado de 1ª Instancia nº 29 de Madrid, sobre custodia compartida.

19 de junio de 2012


Así pues, en supuestos como el presente, en que no concurren los requisitos de procedibilidad que constituyen exigencia legal para poder atender a la pretensión de la custodia conjunta, dado que no hay acuerdo de las partes ni el Ministerio fiscal informa favorablemente esta petición, así como la relación de los progenitores no resultan ser todo lo cordiales que afirma la demandante, no procede acordar este tipo de medida.

No ha lugar a la modificación de medidas solicitada referente a la guarda y custodia compartida, debiendo seguir atribuida a la madre.