Sentencia nº 69/2015, Juzgado de Menores nº 1 de Madrid, por lo que se absuelve a un menor del delito de robo.

15 de Abril de 2015


De las pruebas practicadas en el acto del juicio no resultan acreditados los hechos dado que la única prueba son las huellas del menor en el vehículo que se encuentra en la parte exterior del mismo. El menor expedientado frecuenta el lugar por existir un piso cercano donde viven unos amigos suyos, por lo que es factible la versión del menor y que por cualquier motivo se hubiera apoyado en él cuando se encontraba en la calle. Entendemos que estas huellas al estar en el exterior del vehículo y no existir otros indicios periféricos no es prueba suficiente para sustentar la condena conforme al art. 24. CE.