Mujer

Ofrecemos asesoramiento y asistencia jurídica integral especializada en juicio y fuera de él, desde la denuncia hasta el fin del procedimiento judicial (incluida la ejecución y el seguimiento de la condena), en defensa de los intereses de las mujeres víctimas de:

  • Agresiones/abusos sexuales.
  • Acoso sexual.
  • Exhibición y provocación sexual.
  • Prostitución.
  • Maltrato psíquico y/o físico en el contexto de la pareja.

Así como la defensa jurídica de los intereses de las mujeres en casos de:

  • Delito de abandono de familia.
  • Impago de prestaciones económicas a favor de pareja y/o hijos.
  • Delitos contra los derechos y deberes familiares.

Dado que tanto los delitos contra la Libertad e indemnidad sexual como los cometidos en el seno de las relaciones de pareja y/o familia, suelen producir graves consecuencias psicológicas en las víctimas (ansiedad, pesadillas, depresión, disminución del deseo sexual, etc.), que se prolongan en el tiempo y que requieren generalmente para poder superarlas de ayuda psicológica, contamos con equipo técnico especializado, para encauzar la recuperación integral de las mujeres y para emitir, en su caso los correspondientes informes periciales, eventualmente necesarios, para documentar los procesos judiciales.

Especial relevancia cobra, la defensa de las mujeres inmigrantes, por estar sujetas a una doble discriminación, por un lado por su condición de inmigrante y que les puede llevar a soportar una carga adicional de violencia social, a veces en forma de racismo y discriminación tanto social como laboral, que se agrava si no tienen regulado su permiso de residencia y por otra, por su condición de mujer, que es constante tanto en sus países de origen como en el país receptor.

Maltrato Familiar

El maltrato familiar es cualquier acción u omisión de carácter intimidatorio o violento que se ejerce por parte de un miembro de la familia o pareja íntima como un cónyuge, ex cónyuge, novio, ex novio o alguien con quien se tiene o ha tenido una relación familiar o de pareja, contra otro miembro de la unidad familiar.

El maltrato de pareja o violencia sobre la mujer se define como cualquier acción u omisión que causa daño a la mujer por el hecho de ser mujer, causando un daños psicológico y/o físico y/o sexual.

En nuestro despacho, consideramos que la violencia de género, es un problema de derechos humanos, lo cual nos lleva a no abordar únicamente el conflicto que se nos plantea, sino a colaborar con todas las iniciativas que nos surgen y que nosotros mismos promovemos, para prevenir la violencia a través de las campañas de sensibilización, educación y prevención de la violencia de género.

También es Violencia de Genero la ejercida sobre los menores y las personas dependientes de una mujer, cuando se agrede a los mismos para causarle daño a ella.

Agresiones y Abusos Sexuales

Violencia sexual, son todos aquellos actos que con el uso de la fuerza física o mediante intimidación atentan contra la libertad sexual de la mujer con la finalidad de obligarle a entablar una relación sexual contra su voluntad, tanto si se completa como si no, bien sea por vía vaginal, anal o bucal, y/o a prácticas sexuales no deseadas.

Cuando hablamos de víctimas de agresión sexual, hablamos de todos los sujetos pasivos de los delitos contenidos en el Título VIII, Libro II del Código Penal.

El catálogo de delitos, sobre el que se sustenta la tipología de víctima de delito contra la libertad e indemnidad sexual, y que conlleva la acción penal son:

  • A. Agresión Sexual.
  • B. Abuso Sexual.
  • C. Acoso Sexual.
  • D. Exhibicionismo y Provocación Sexual.
  • E. Prostitución.
  • F. Corrupción de Menores.
  • G. Utilización del Menor en Espectáculos Exhibicionistas.
  • H. La Producción y Distribución de Material Pornográfico, interviniendo Menores o Incapaces.

Los principios sobre los que se asienta la metodología de nuestro despacho, en cuanto a los delitos tipificados en el Código Penal, son:

  1. Velar por el respeto de las instituciones constitucionales y de los derechos fundamentales y libertades públicas, con cuantas actuaciones exija su defensa.
  2. Ejercitar las acciones penales dimanantes de delitos y faltas u oponerse a las ejercitadas por otros, en defensa de los intereses de las víctimas de violencia sexual.
  3. Intervenir en el proceso penal, instando de la autoridad judicial la adopción de las medidas cautelares que procedan y la práctica de las actuaciones encaminadas al esclarecimiento de los hechos, en beneficio de la víctima.
  4. Velar por la protección procesal de las víctimas, promoviendo los mecanismos previstos para que reciban la ayuda y asistencia efectivas.

Acoso Sexual

El Acoso sexual consiste en solicitar favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero, en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y que con tal comportamiento provoque a la víctima en una situación objetiva y gravemente intimidatoria, hostil o humillante.

Los favores sexuales pueden consistir en palabras, acciones o incluso en muecas o gestos.

Si además el agresor se prevale de una situación de superioridad laboral, docente o jerárquica, o con el anuncio expreso o tácito de causar a la víctima un mal relacionado con las legítimas expectativas que aquélla pueda tener en el ámbito de la indicada relación, se agrava la responsabilidad penal; de la misma manera, que merece mayor reproche si la víctima es especialmente vulnerable, por razón de su edad, enfermedad o situación.