Menores

Ofrecemos asesoramiento y asistencia jurídica integral especializada en juicio y fuera de él, desde la denuncia hasta el fin del procedimiento judicial (incluida la ejecución y el seguimiento de la condena), en defensa de los intereses de los menores, víctimas de:

  • Maltrato familiar.
  • Abusos y agresiones sexuales.
  • Acoso escolar.
  • Abandono.
  • Prostitución y corrupción.

Dado que estos delitos suelen producir graves consecuencias psicológicas en las víctimas (ansiedad, pesadillas, depresión, disminución del deseo sexual, etc.), que se prolongan en el tiempo y que requieren generalmente para poder superarlas de ayuda psicológica, contamos con equipo técnico especializado, para encauzar la recuperación integral de los menores y sus familiares y para emitir, en su caso los correspondientes informes periciales, eventualmente necesarios, para documentar los procesos judiciales.

Especial relevancia cobra, en nuestra metodología de trabajo, la comparecencia ante los Tribunales de los menores, con el objeto de evitar la doble victimización que le supone ser perjudicado de los hechos y tener que pasar por las diferentes instancias judiciales.

Maltrato Familiar

Lo constituyen todas aquellas acciones que van en contra de un adecuado desarrollo físico, cognitivo y emocional del niño y que se cometen en el entorno familiar por miembros que pertenecen o han permanecido al mismo. Los actos de malos tratos sobre los menores son más reprochables porque su autor infringe los deberes de guarda, cuidado y protección que tiene sobre los menores y vulnera los deberes especiales de respeto entre personas unidas por vínculos familiares o de convivencia.

Agresiones y Abusos Sexuales

Son actos de carácter sexual que se cometen sobre los niños prevaliéndose de su ausencia de consentimiento o de que el mismo se encuentre viciado (en el caso de los abusos) o aquellos actos de carácter sexual que se cometen sobre los niños mediante la violencia y/o la intimidación (agresiones sexuales).

Acoso Escolar

El acoso escolar constituye una violencia reiterada que un niño o grupo de niños ejercen sobre otros a través de la intimidación física, verbal o emocional, con la intención de causarle daño o miedo.

Normalmente la violencia que ejercen los niños es física: pegar, golpear o empujar, mientras que la que ejercen las niñas es sobre todo verbal y emocional. Ellas suelen ridiculizar, insultar y aislar o dar de lado. Es un tipo de agresión más sibilina pero el efecto es el mismo, amedrentar y atemorizar a la víctima, con el único objetivo de sentirse fuerte sobre otros.

Aunque esos son los tipos de abusos más habituales, también ocurren, aunque con menos frecuencia, las amenazas con armas, aquellas en que se obliga al niño a realizar acciones que no desea y el acoso, abuso e incluso, agresión sexual.

Menores Infractores

Asesoramiento y asistencia letrada especializada a los menores infractores desde el mismo momento de la detención, fiscalía de menores y juzgados de menores, con las correspondientes comparecencias a medidas cautelares, sesiones de mediación y ejecutorias.

Sustracción Internacional de Menores

Si se han llevado a su hijo al extranjero puede que estemos ante un caso de sustracción internacional de un menor. Se entiende por sustracción internacional de menores cuando un niño menor de 16 años es trasladado o ha sido retenido en otro país sin permiso del progenitor con el que se ostenta conjuntamente el derecho de guarda y custodia o sin permiso del juez o se ha trasladado al menor o se le ha retenido en otro país en contravención del derecho de custodia del país en el que el menor tenía su residencia habitual.

La Convención de La Haya sobre Sustracción Internacional de Menores de 1980 regula las situaciones descritas con el objetivo de que el menor regrese lo antes posible al país del que ha sido sustraído, siendo la Autoridad central, la instancia que vigila el cumplimiento de la Convención, actuando para que la Convención cumpla su objetivo.