Familia

Ofrecemos asesoramiento y defensa técnica legal en Derecho de familia mediante un estudio personalizado de los antecedentes y situación real económica y afectiva del cliente, así como de todos los miembros familiares directa o indirectamente afectados por el proceso, tanto en modelos de unidades familiares matrimoniales como en modelos de uniones de hecho en las siguientes áreas:

  • Filiación y emancipación.
  • Adopción.
  • Patria potestad, guarda y custodia, régimen de visitas, pensiones de alimentos y compensatoria y atribución de domicilio familiar.
  • Derechos de los Menores.
  • Incapacidad.
  • Tutela.
  • Secuestro de menores.
  • Testamentos y procedimientos sucesorios.

Ante situaciones de crisis o ruptura de pareja y, con un marcado carácter conciliador, disponemos de diferentes procesos de resolución pacífica de conflictos, como:

  • La mediación.
  • La negociación.

Cuando, a través de estos medios, no es posible alcanzar el acuerdo satisfactorio para todas las partes implicadas, es necesario recurrir a la vía judicial e instar procesos tales como:

  • Las medidas provisionales previas o simultáneas al procedimiento principal.
  • El procedimiento de separación.
  • El procedimiento de divorcio.
  • La modificación de medidas.
  • La ejecución de sentencia.
  • La solicitud de autorización judicial en materia de menores.
  • Administración/liquidación régimen económico matrimonial.

A su vez, a petición del cliente, y cuando resulte procedente, contamos con la posibilidad de deducir la nulidad matrimonial, civil o religiosa.

Mediación Familiar

Es un proceso de resolución de conflictos familiares, mediante el cual, con la intervención del mediador, que es un profesional neutral, se intenta conseguir que la pareja llegue a acuerdos para que su separación o divorcio se realice de la forma menos conflictiva posible y que los pactos sean sostenibles en el tiempo. Se caracteriza por la voluntariedad, imparcialidad, confidencialidad y por el carácter personalísimo.

Separaciones, Divorcios y Rupturas de Parejas de Hecho

La separación consiste en una resolución judicial, mediante la cual el Juez autoriza a los cónyuges para que puedan vivir separados de cuerpos y bienes, pero sin que se posibilite con ella que los cónyuges vuelvan a contraer nuevo matrimonio. Si existen hijos menores o incapacitados, el juez resuelve las medidas necesarias para su debida protección. Si existe acuerdo previo entre los cónyuges, la separación puede tramitarse de mutuo acuerdo, y de lo contrario, se tramita de manera contenciosa.

Con el divorcio, el vínculo matrimonial se disuelve, y los cónyuges pueden volver a contraer matrimonio. Las parejas de hecho también pueden obtener de los Tribunales la tutela de sus derechos y obligaciones económicas o sobre los hijos, en procedimientos análogos a los matrimoniales.

Modificación de Medidas y Medidas Provisionales

Los cónyuges, o excónyuges si están o estuvieron casados o los padres, en el caso de las parejas de hecho, pueden solicitar respecto de sus hijos menores o incapacitados la modificación de las medidas que en su caso convinieron o aquellas adoptadas por la autoridad judicial, en defecto de acuerdo, siempre que hayan variado sustancialmente las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas.

Disolución y Liquidación de Regímenes Económicos Matrimoniales y Comunidades de Bienes

Cuando los matrimonios o las relaciones de pareja se rompen, las partes han de liquidar el patrimonio común, o lo que es lo mismo, las ganancias o beneficios obtenidos indistintamente por cualquiera de ellos, previa deducción de las cargas o deudas generadas, practicándose un inventario y atribuyéndose a cada parte lo que legalmente le corresponda. Esta liquidación del patrimonio puede practicarse de mutuo acuerdo, judicial o extrajudicialmente o bien de forma contenciosa, ante los Tribunales.

Sustracción Internacional de Menores

Si se han llevado a su hijo al extranjero puede que estemos ante un caso de sustracción internacional de un menor. Se entiende por sustracción internacional de menores cuando un niño menor de 16 años es trasladado o ha sido retenido en otro país sin permiso del progenitor con el que se ostenta conjuntamente el derecho de guarda y custodia o sin permiso del juez o se ha trasladado al menor o se le ha retenido en otro país en contravención del derecho de custodia del país en el que el menor tenía su residencia habitual.

La Convención de La Haya sobre Sustracción Internacional de Menores de 1980 regula las situaciones descritas con el objetivo de que el menor regrese lo antes posible al país del que ha sido sustraído, siendo la Autoridad central, la instancia que vigila el cumplimiento de la Convención, actuando para que la Convención cumpla su objetivo.

Custodia Compartida

La custodia compartida supone que en caso de ruptura de pareja, ambos progenitores ejercen la custodia legal de sus hijos menores de edad, en igualdad de condiciones y de derechos sobre los mismos, compartiendo los mismo tiempos de convivencia diaria y vacaciones y el mismo porcentaje de gastos, permaneciendo los menores en el domicilio familiar y rotando los padres por periodos o bien conviviendo con uno u otro en cada uno de los dos domicilios de sus progenitores.

Las modalidades son muy variadas y pueden diseñarse a medida de las necesidades familiares, para el mejor beneficio de los hijos.